Las organizaciones feministas estallan contra VOX y dicen muchas salvajadas más.

VOX ha sido el partido que ha impulsado la derrogación de leyes como la de Violencia de Género o la LGBT. Las feministas, que ven como pronto se les irá acabando su chollo de subvenciones y beneficios de las arcas públicas, estallan contra la formación liderada por Santiago Abascal.

“Negar la violencia de género es como negar el holocausto judío” han dicho muchas de ellas. Entre ellas, Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas. Incluso las organizaciones feministas de las universidades no se han quedado atrás y han seguido con sus bases ideológicas con el lema “Feminismo, ni un paso atrás”.

Para ellas, a pesar de que VOX quiere implementar la cadena perpetua para violadores y hacer avances en la igualdad real, el partido proporciona un “absoluto e intolerable retroceso en los derechos de las mujeres”.

Las feministas han comparado al partido con el KKKlan y han dicho que dispara “consignas de supremacismo masculino”. “Nos conduce a la época franquista, a la mujer sumisa, a la esclava paridora al servicio del varón” ha recogido el manifesto que han presentado en diversas ciudades.

“Las mujeres no vamos a consentir la eliminación de nuestros derechos” han dicho cuando con VOX no está en peligro ninguno de sus derechos. “Hay principios constitucionales que Vox ataca continuamente” ha dicho, sin decir qué principios, OTRA feminista miembra de alguna organización de mujeres que no está allí por la igualdad ni nada de eso sino por el dinero y solo por el dinero que le está suministrando el Estado Español.

En El País han citado entre muchas, muchas otras, las organizaciones “como la Red Feminista de Derecho Constitucional, la Federación Estatal de Mujeres Progresistas, la Federación Nacional de Asociaciones Mujeres Separadas y Divorciadas, la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, la Plataforma 7N o la Asociación de Mujeres Juristas Themis”….

Y todas estas viven directamente de las subvenciones y se ven amenazadas cuando entre un partido en el marco político que plantea cerrar el grifo de las arcas públicas que malgasta miles de millones de euros en asociaciones progresistas por la mujer que no hacen absolutamente nada; bueno sí, dicen salvajadas como que “negar la violencia de género es como negar el holocausto judío”.

 

Anuncios